Los heroes del Route 66: cómo el camino mítico me llevó a Moriarty, NM

NMHighValleyCafeTuve que continuar dos millas más por la carretera nacional I-40 antes de poder dar la vuelta hacia atrás. A la salida Wagon Wheel, regresé al café que había visto ubicado a lado de la carretera. Creía que era el pueblucho Cline’s Corner, donde el 285 se cruce con esta carretera I-40. Rápidamente, me di cuenta de que me había equivocado y de que yo simplemente había tropezado una parada típica de camiones en las afueras de Moriarty, NM. No obstante entré al café porque tenía mucho sueño y todavía me faltaba las instrucciones de cómo llegar a Cline’s Corner.

Al entrar “El Vaquero” café, me sorprendió un grito desde las entrañas del restaurante. “Hey there fella, how ya doin?” No podía diferenciar desde dónde venían las palabras emitidas. El autor fue Tony “Boenz” Herrin, es decir “B-O-E-N-Z”. Fue él, quien me daba la bienvenida y la siguiente conversación que parecía flotar encima del humo que llenaba el café. Hace un par de años, Tony vino a New Mexico desde Louisville, Kentucky. Se enamoró del restaurante y ahora intenta comprarse el restaurante/pensión/bar (strip club) al dueño original.

Conducir por New Mexico puede ser arduo, puesto que en ningún lado de la carretera hay más que un paisaje austero y vacío de vida. Sin embargo, existen algunos letreros imponderables. El primero es uno que dice: “Patrolled by Aircraft” y otro que avisa del “Operation D.W.I., Random Checkpoints”. Le pregunté a Tony si era de verdad que vuelan avionetas por el cielo vigilando a mi manera de conducir.

“Oh yeah, the bear in the air, they’s been known to getcha every once in a while!” dijo Tony energéticamente.

En cuanto a la otra, en New Mexico y otros estados, se usan tanto “DUI”(driving under the influence) como “DWI”(driving while intoxicated) para referirse a los castigos de conducir bajo la influencia de alcohol. Luego la mujer de Tony me explicó dónde se hallaba la diferencia entre los dos.

“A DWI is when youre driving while intoxicated and a DUI is when your’e driving under the influence” se hizo entender, aunque confusamente.

Le pregunté a Tony que opinaba del problema.

“It’s not worth it man, I’d rather drink Green Tea and eat Ephredren, now that’s speed man” se escapó una carcajada marcada por una silba.

Tony y yo charlábamos un rato más sobre el “American Dream” denominado la “American Tragedy” y la voluntad de superar a los obstáculos que se hallan en el camino hacia la felicidad. “My biggest obstacle in life has been myself” admitió. En seguida explicó una pequeña filosofía que le ayudaba en esta vida, “Life is about risk and faith, you never do one without the other”.

Tony creció en un barrio segregado en Louisville, Kentucky. A los 16, abrió su primer negocio después de abandonar las asignaturas de high school. El negocio, el cuál, que fue un lugar de ocio y billar donde fichaba a grupos locales de heavy metal, más tarde, se convirtió en un go-go club cuando Tony llegó a la edad adecuada.

Según Mr. Boenz, él fue el DJ más famoso de todo Louisville durante diez años. Después, él conducía camiones durante seis años y ahora se encuentra en Moriarty, NM. El motel donde vive con su mujer y yerno está ubicado en el famoso Route 66 que cruce todo el suroeste del los Estados Unidos. Desde que era pequeño, está superando la condición de la dislexia. Sin avergonzarse, me contó que suspendió la tercera, saltó la sexta y luego volvió a suspender, esta vez la séptima.

Después de enseñarle cómo decir correctamente el nombre de su restaurante futuro, me recomendó que yo hablase con mi editor para publicar un artículo sobre “El Vaquero” en Moriarty, NM.

“That could be the beginning, you start with the article and then we can turn it into a book, my biography. I just gotta start writing some things down, that’s all” exclamó sonriendose.

Tony Boenz, otro verdadero hombre de negocios atrapado en la paradoja Americana.

-Mountains-Desert-Highway-Route-66-Roads-Route-illustrator-Fresh-New-Hd-Wallpaper--